sábado, 25 de enero de 2014

CONSTRUCTORES DE PUENTES


LOS CRISTIANOS, CONSTRUIR PUENTES Y NO DE MUROS



No es fácil construir el diálogo con los otros, especialmente si con ellos nos divide el resentimiento. Pero el cristiano busca siempre este camino de escucha y reconciliación, con humildad y mansedumbre porque es lo que ha enseñado Jesús.

Me rompo pero no me doblo, afirma una cierta sabiduría popular. Me doblo para no romper, sugiere la sabiduría cristiana. Dos modos de entender la vida: el primero, con su dureza, fácilmente destinado a alzar muros de incomunicación entre personas, hasta la degeneración del odio. El segundo se inclina a crear puentes de compresión, también después de una pelea. Pero, ha advertido el Papa Francisco, con la condición de buscar y practicar "la humildad".

Y con estas palabras ha proseguido: "para dialogar es necesaria la mansedumbre, sin gritar. Y necesario también pensar que la otra persona tiene algo más de mí. Para dialogar, es necesario hacer lo que hemos pedido en la oración,: hacerse todo a todos. Humildad, mansedumbre, hacerse todo a todos también  - pero no está escrito en la Biblia - todos saben que para hacer estas cosas es necesario aguantar mucho. Pero, debemos hacerlo, porque la paz se hace así: con la humildad, la humillación, buscando siempre ver en el otro la imagen de Dios". El Santo Padre reconoce que "dialogar es difícil". Pero peor que intentar construir un puente con un adversario es dejar que crezca en el corazón el resentimiento hacia él. Así ha afirmado que de este modo quedamos "aislados en este caldo amargo de nuestro resentimiento".

De esto modo lo ha explicado: "humillarse, y siempre hacer el puente, siempre. Siempre. Y esto es ser cristiano. No es fácil. No es fácil. Jesús lo ha hecho: se ha humillado hasta el final, nos ha hecho ver el camino. Y es necesario que no pase mucho tiempo: cuando está el problema, lo antes posible, en el momento en el que se pueda hacer, después que ha pasado la tormenta, acercarse al diálogo, porque el tiempo hace crecer el muro, como hace crecer la mala hierba que impide el crecimiento del grano. Y cuando los muros crecen es muy difícil la reconciliación: ¡es muy difícil!"

Francisco ha afirmado, como ya ha hecho en otras ocasiones, que no es un problema si "algunas veces vuelan los platos" - "en la familia, en las comunidades, en los barrios" -. Lo importante, asegura el Papa, es "buscar la paz lo antes posible", con una palabra, un gesto. Un puente más que un muro, como el que por tantos años dividió Berlín. Porque "también en nuestro corazón está la posibilidad de convertirse en Berlín con el Muro con otros", ha dicho el Pontífice.

domingo, 19 de enero de 2014

COMUNICA EL GOZO DE TU FE

ALEGRÍA QUE SE RENUEVA Y CRECE



"El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada. 

Cuando la vida interior se clausura en los propios intereses, ya no hay espacio para los demás, ya no entran los pobres, ya no se escucha la voz de Dios, ya no se goza la dulce alegría de su amor, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. 

Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado".

Así se expresa el Papa Francisco en la Exhortación Apostólica acerca del Gozo del Evangelio, mensaje que tiene una justa aplicación a la vida de todo cristiano y de manera enfática en la vida de quienes han optado por dedicar su vida al servicio de la Iglesia en el camino de seguimiento de Jesús.

domingo, 30 de septiembre de 2012

CASA DE LA FRATERNIDAD

video



Recrear nuestra fraternidad

Jesucristo, cimiento de unidad
y constructor de la fraternidad,
envíanos cada mañana una ráfaga de tu espíritu,
derriba los muros de separación levantados
por el egoísmo, el orgullo y la vanidad.

Aleja de nuestras comunidades
las envidias que siembran discordias,
los protagonismos que no permiten trabajar en comunión.
Líbranos de las inhibiciones, de los miedos paralizantes,
sosiega los impulsos y cólmanos de serenidad.

Haz surgir en nuestras relaciones fraternas
corrientes sensibles y cálidas
para que nos perdonemos y nos comprendamos,
nos estimulemos y nos celebremos
como miembros de un mismo Cuerpo, de una misma familia.

Retira de nuestro camino las rivalidades y aversiones
rompe los bloqueos para que seamos unas con otras
abiertas y leales, sinceras y veraces.
Crezca la confianza como árbol frondoso
a cuya sombra todas nos sintamos felices. 

Así seremos ante el mundo
el argumento sensible y profético de que tú,
oh Jesús, estás vivo,
de que tu Iglesia, Misterio de comunión,

se desvela con toda su belleza, entre nosotras.   Amén






domingo, 13 de noviembre de 2011

NOVENA ANADELINA




Al celebrar los 64 años de la Pascua de nuestra hermana Anadelina, queremos compartir con ustedes una corta reflexión para cada dìa en el que tendremos la oportunidad de descubrir y valorar las virtudes que ella cultivó en su corto tiempo de formación. 

Para acceder a la presentaciòn y contenido de la novena, por favor hacer click aqui